lunes, 30 de septiembre de 2013

EL HIJO DEL ENTERRADOR, de José Luis Romero

Título: El hijo del enterrador.
Autor: José Luis Romero.
Ediciones B, 2013.


Cuando leí la sinopsis de esta novela supe que tenía delante una de esas historias que tanto me gustan. Primero porque los protagonistas son niños, y segundo porque cuenta una historia real.

El hijo del enterrador, de José Luis Romero, narra la experiencia de Jordi Guardiola Dumé, quien a finales de los años cincuenta permaneció interno durante tres años en el Asilo del Port, una institución benéfica infantil de Barcelona, donde se acogía a huérfanos y a niños que no podían ser atendidos por sus familias.
Con tan sólo ocho años, el pequeño Jorge se ve inmerso en un lugar opresivo, donde las monjas que lo tutelan se asemejan más a carceleras deshumanizadas que a Esclavas del Corazón de María.
Pero el ambiente hostil no solo se refleja en el comportamiento de las monjas hacia los chicos; los niños más débiles sufren el continuo acoso de los mayores, que también parecen haber perdido su parte más humana e imponen juegos crueles y brutales a los pequeños con el único objetivo de entretenerse y matar el tiempo.
En medio de este entorno, Jorge entabla una relación de amistad fraternal con otros dos niños; Eloy que tiene una pierna atrofiada a la que maldice y culpa por no encontrar unos padres que lo adopten, y Ricardo, un chicarrón un poco mayor que ellos, al que todos llaman Animal, y que será su escudo protector contra el abuso de los mayores. Los tres intentarán sobrellevar lo mejor posible cada nuevo día en el asilo, apoyándose mutuamente y compartiendo confidencias, sueños y aventuras.

El autor nos muestra una historia dramática, que sin embargo maneja de una forma hábil para que el lector esboce una sonrisa cada pocos párrafos, restando de esta forma parte de su dramatismo y haciendo agradable la lectura. Me gusta el estilo de José Luis Romero,  y ese toque de humor, ya sea en los diálogos de los chicos o en la narración, creo que es la clave para que la novela no resulte demasiado cruda.



Uno de los retos de una novela cuyos protagonistas son niños es que los diálogos entre ellos resulten creíbles. A veces a los adultos nos resulta difícil penetrar en la mente de un niño y reflejar con verosimilitud sus pensamientos y su forma de expresarse. José Luis Romero parece tener una habilidad especial para ello; realmente parece como si fueran niños los que le hubieran dictado los diálogos en la oreja.

Por otro lado tengo que admitir que el título no me decía mucho. No fue hasta que leí la sinopsis que tuve deseos de leerla. También he echado de menos alguna nota del autor con la traducción de las frases que aparecen en catalán. No interfieren en el desarrollo de la historia, pero los lectores meticulosos, como yo, querrán saber su significado, principalmente por tratarse de diálogos que Jorge intercambia con su madre, y aunque son pocos y breves no dejan de ser como pequeñas islas de ternura. 

La historia me ha gustado mucho, el contexto histórico de la época está muy bien pincelado y personalmente me ha servido para asomarme a una realidad relativamente cercana en el tiempo, que nos hace ser conscientes de lo rápido que puede avanzar una sociedad libre hacia el bienestar de sus ciudadanos, aunque aún nos quede mucho camino por recorrer hasta alcanzar la plena justicia social. No olvidemos que una sociedad se mide por el trato que otorga  a los débiles.




11 comentarios:

  1. Parece una historia interesante. Me gustan las novelas que reflejan trozos de vida y si está bien contada, mejor que mejor.
    Un saludo.
    Carmen González

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La novela cumple con esas dos expectativas, Carmen, seguro que te gustará. Un abrazo y gracias por comentar.

      Eliminar
  2. Siempre que leo tus reseñas me entran ganas de leerme la novela. Y de momento no me has defraudando. Me la apunto. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Excelente reseña. Yo también me apunto el título. No me van mucho las historias con mucho drama, pero tal como pones esta parece que merece la pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela apta para corazones sensibles, te animo a leerla.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Gracias a ti por pasarte, Jean Pierre. Un saludo.

      Eliminar
  5. Un libro más para apuntar a la lista, gracias.

    ResponderEliminar
  6. Hola nada mas ver el titulo del libro me anime abuscarlo y ahora lo tengo entre mis manos Ya os dire que tal pero paece muy interesante

    ResponderEliminar