jueves, 26 de diciembre de 2013

CLICK ME HAPPY! (Feliz al primer click) de Olga Núñez Miret

Título: Click Me Happy! (Feliz al primer click)
Autor: Olga Núñez Miret
Amazon Media (ebook)
Páginas: 109 (estimación)

Sinopsis tomada del autor.

¿Crees en el amor a primera vista o al primer clic? ¿Crees que tu vida debería ser una novela romántica? ¿Te gustaría poder escoger el final? Si has contestado SÍ a cualquiera de estas preguntas o te han picado la curiosidad, esta novela te ofrece una oportunidad única. Puedes escoger el tipo de final que quieras: feliz, triste o neutral. 
Lilith, la protagonista, no cree en todas esas ‘tonterías románticas’. Cuando su jefa y amiga, Debbie, le pide que organice una sección de libros digitales en la biblioteca donde trabajan las dos pone en marcha una serie de eventos que sacudirán los valores y creencias de Lilith y la cambiarán para siempre. 
Su desagrado por las redes de comunicación sociales se pone a prueba y a pesar de sus intentos de aferrarse a su vida privada, y su poca habilidad tecnológica, Lilith consigue hacer varias conexiones virtuales. Sin lugar a duda la más interesante es Zane, un autor y pintor con talento y además muy atractivo. Su amistad se convierte muy pronto en algo más. Pero ¿exactamente qué? Lilith no tiene ni la menor idea. 
Una apuesta con Rowena, su mejor amiga de la infancia, le da la oportunidad de poner a prueba sus sentimientos por Zane y su relación, cuando se reúnen, esta vez en la vida ‘real’, en el maravilloso escenario de las Bermudas. 
En ese momento, tú, el lector, puedes escoger. ¿Quieres que la historia acabe con el ‘fueron felices y comieron perdices’? ¿Crees que su historia no puede acabar bien de ninguna de las maneras y es un sueño tonto? ¿O quizás te parece que en la vida debe haber algo más que historias románticas y un final neutro o un nuevo comienzo es más real? Puedes escoger el final que quieras, o puedes leerlos todos y escoger tu favorito, o incluso crear el tuyo propio y contármelo. ¡Me encantaría saber qué te ha parecido! (Te dejo enlaces para que te pongas en contacto al final). ¡No te hagas de rogar!




Es la primera novela que leo de Olga Núñez Miret, aunque soy asidua lectora de su blog, un lugar donde nos habla de literatura y nos cuenta cómo ha sido y es su experiencia como escritora. Siempre he sentido una conexión especial con las cosas que nos cuenta Olga y creo que no os debéis perder esta entrada que publicó hace un tiempo y donde resume, con su especial forma de escribir, ágil y llena de humor sarcástico, lo que significa ser un autor independiente. Somos muchos los que nos hemos sentido identificados con sus palabras. Es sencillamente genial. 

Olga Núñez Miret

Olga Núñez Miret es de Barcelona, pero vive en Londres. Es psiquiatra forense aunque también estudió Literatura Americana en  Sussex, y Criminología y Justicia Criminal en la universidad de Leicester. En fin, que con su currículum podría empapelar una pared entera de su habitación.


Sin embargo, Olga es una mujer sencilla, muy amable, de esas personas a las que, aunque solo conozcas a través de las redes sociales, les acabas tomando cariño.

Comencé a leer Click Me Happy (me encanta este título) conociendo su forma de escribir, pero ignorando cómo se desenvolvería en una novela romántica. Su estilo personal es inconfundible. Olga escribe con agilidad y precisión, los acontecimientos se desarrollan rápido y no hay tiempo para el aburrimiento. Además, posee un característico sentido del humor que la identifica, tanto en sus historias como en las entradas de su blog.

Click Me Happy es una historia actual, yo diría que bastante frecuente en estos tiempos tan tecnológicos, donde las relaciones entre las personas han cambiado sustancialmente. Chica conoce a chico por Internet y ambos parecen enamorarse, mantienen una relación excitante en las redes sociales hasta que llega el momento de dar un paso más: el de conocerse en persona. ¿Le gustaré? ¿Me gustará? Son los interrogantes inevitables. 
Cuando llega ese feliz o fatal acontecimiento, depende de cómo se mire y de cuál sea el desenlace, la autora nos hace partícipes de la historia y nos ofrece tres finales posibles. 
Llegados a un punto, tendremos que decidirnos por uno de los tres. Final 1: Triste. Final 2: Neutral. Final 3: Feliz. 
Creo que el final neutral y el triste son los que más se repiten en la vida real. Aun así, yo opté por el feliz. Qué le vamos a hacer, soy una romántica. 

Es la primera vez que leo una novela donde yo elijo el destino de sus protagonistas. Me parece una idea atrayente y agradezco a la autora su consideración hacia el lector, otorgándole la última palabra.

Os la recomiendo como lectura para estas navidades. Vais a disfrutar con el estilo de Olga Núñez y con sus personajes, esos que te ponen en la cara una sonrisa cuando, después de hacer una pausa en la lectura, sabes que pronto volverás a encontrarte con ellos.

Por último quiero felicitar a Raquel Antúnez Cazorla por el diseño de la portada, me parece muy acertada y llamativa.

¿Y vosotros? ¿Tenéis a alguien a quien hacer feliz con un clic? Podéis empezar haciendo clic en el enlace de la novela, o en el botón de compartir de este blog, también dejando un comentario o participando de este espacio. En fin, no me negaréis que os lo pongo fácil. 

Nota: Hoy 27 de diciembre, la autora me acaba de comunicar que Click Me Happy ya está disponible en papel. ¡Enhorabuena y muchos éxitos!

lunes, 23 de diciembre de 2013

FELIZ NAVIDAD
















Este año 2013 celebro la primera navidad de mi Scriptorium, y es una alegría comprobar que este rincón va creciendo poco a poco. Gracias a todos por vuestras visitas, vuestros comentarios y por llenar de vida lo que empecé hace unos meses con tanta ilusión. En estas fechas tan especiales no quiero dejar pasar la oportunidad de desearos a todos una Feliz Navidad y que el año próximo se presente cargado de salud, amor, amistad, nuevas ilusiones y mucha felicidad.

FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO 2014


miércoles, 18 de diciembre de 2013

BAJO LOS TILOS de María José Moreno

Quiero empezar la entrada de hoy dando las gracias a Judith Priay por conceder a este blog el premio One Lovely Blog Award. Es el primer premio que recibimos mi joven Scriptorium y yo, y nos hace mucha ilusión. Llevamos juntos apenas ocho meses y siempre recibo palabras de cariño que van dirigidas a los dos. Desde el principio quise hacer un blog sencillo, fácil de visitar, donde toda la información se pudiera localizar a primer golpe de vista. Este lugar refleja mucho de mi personalidad; los dos somos alegres, discretos y a la vez espontáneos. Los dos podemos meter la pata hasta sonrojarnos o resultar ingeniosos y creativos. Me siento cómoda en su compañía y a él le sucede lo mismo conmigo. 



Ahora vamos al tema central de esta entrada, la novela de María José Moreno Bajo los Tilos.


Título: Bajo los Tilos.
Autor: María José Moreno.
Editorial: Ediciones B
Páginas: 131 (estimación)

 Siempre que voy a dar una opinión de una novela que tiene muchas reseñas, me pasa lo mismo: pienso que ya lo habrán dicho todo sobre ella, que no podré aportar nada nuevo. Nunca busco reseñas antiguas de la obra porque no quiero contaminar mis impresiones con opiniones ajenas que, a fin de cuentas, no son las mías. 

Bajo los Tilos narra su historia desde la perspectiva de María, una mujer joven, casada y que espera su primer hijo, en este caso una niña, y que tras la muerte inesperada de su madre descubre cosas sobre su familia que nunca habría imaginado. Elena, su madre, fallece durante el vuelo que la lleva a Nueva York. A su muerte, todos se preguntan qué hacía ella en ese avión, por qué los había abandonado sin avisar, ¿se marchaba huyendo?, ¿iba a encontrarse con alguien?, ¿pensaba volver? Todas esas preguntas se las hace María, que no ceja en su empeño de averiguar la verdad.

Tenía muchas ganas de leer algo de María José Moreno, pero he de confesar que es su novela La Caricia de Tánatos la que más llamaba mi atención. ¿Por qué me decidí por Bajo los Tilos? Sencillamente porque es un éxito de ventas. Como autora sentía una tremenda y sana curiosidad por saber qué tenía esta pequeña historia para haber captado la atención de tantos lectores. Ha sido una de las más vendidas de Amazon, y pronto estará en todas las librería bajo el sello de Ediciones B.


María José Moreno
Bajo los Tilos es una novela intimista, se vuelve hacia lo privado y hacia el análisis psicológico de los personajes. Todo lo vemos a través de los ojos de María, y el lector puede llegar a creer que ella es la protagonista. Pero lo cierto es que el personaje principal de esta historia, en realidad, no aparece en ella. Todo gira en torno a Elena, a la que vamos conociendo a la vez que su hija María va despejando incógnitas.

Es una novela cargada de emociones, y me ha gustado especialmente los pasajes donde aparece el diario de Elena. A través de él conocemos cómo fue su juventud. Está sabiamente construida para que el lector vaya descubriendo poco a poco la verdadera historia que esconde Elena y nos mantiene pegados al lector hasta el final.

Los puntos fuertes son el estilo fluido de María José, que no se pierde en descripciones superficiales, y las relaciones humanas que refleja: la relación perfecta de María con su marido, la tormentosa relación de su hermano con su padre y por último una entrañable historia de amor que queda al descubierto. Tengo que decir que me hubiera gustado conocer un poco más a Ricardo, tal vez a través de un narrador omnisciente. Es una historia que podría dar mucho de sí.

A mí me ha hecho reflexionar. Sé que es una historia de ficción, pero en la vida real estas cosas ocurren más a menudo de lo que imaginamos, sobre todo entre padres e hijos. Pensamos que conocemos a fondo a nuestros progenitores sin darnos cuenta de que ellos ya estaban en este mundo bastantes años antes que nosotros. Muchas veces desconocemos cómo fueron sus vidas, las personas que conocieron, las que amaron. No todos los padres se sienten cómodos hablando de estas cosas con sus hijos y lo más probable es que se lo guarden para ellos y jamás nos enteremos.

Recuerdo que cuando era pequeña encontré en el desván de mi casa unos diarios escritos por mi padre durante sus dos años de servicio militar a bordo del crucero El Canarias. Me resultaba fascinante leer los avatares de su vida a bordo del barco, percibir entre líneas lo que echaba de menos a mi madre. Pude ver a mi padre como un joven de veinte años. Compartir sus pensamientos de juventud fue una experiencia muy gratificante.

En definitiva, a estas alturas ya nadie duda que Bajo los Tilos es una historia que merece la pena ser leída, os la recomiendo como lectura para estas fiestas navideñas. No os arrepentiréis, así lo avalan ya miles de lectores.

lunes, 16 de diciembre de 2013

PREGUNTAS ITINERANTES PARA ESCRITORES



Ayer recibí una propuesta muy interesante de mano de la autora María José Moreno. Se trata de contestar a unas preguntas que circulan por el ciberespacio en forma de pequeña entrevista itinerante para escritores. Quiero agradecerle a María José que haya pensado en mí para pasarme el relevo. La admiro como escritora y además como ser humano. Me ha demostrado que es una persona muy generosa, cariñosa y siempre dispuesta a ayudar. Cuando uno se hace una imagen así de un escritor, sus palabras se disfrutan de una forma especial, diferente. He leído su conmovedora novela Bajo los Tilos, que ha sido una de las novelas más vendidas en Amazon. Tiene, además, otras dos novelas publicadas: Vida y milagros de un ex, y el thriller psicológico La Caricia de Tánatos.
Gracias, María José, tu entrevista me ha encantado. Podéis echar un vistazo a su blog y leer sus respuestas aquí.

Estas son las mías:

1. ¿Cuántas obras tienes publicadas?

Tengo una obra publicada: Los Ángeles de La Torre, una novela de fantasía con toques sobrenaturales. Es una novela extensa que tardé dos años en escribir. El esfuerzo ha merecido la pena, sobre todo cuando leo la cantidad de mensajes positivos que recibo. Actualmente estoy terminando la que será mi segunda novela. Abandono la fantasía para aterrizar en la vida real. Esta nueva historia narra las aventuras de tres amigas que deciden pasar sus vacaciones de verano en un pequeño pueblo de Escocia llamado Beauly. 

2. ¿Autopublicación o editorial?

Lo que me interesa es que me lean, no me importa mucho el canal. Las editoriales resultan interesantes porque colocan tu novela en las principales librerías, mientras que con la autopublicación no puedes llegar a tener una distribución tan competente. Yo elegí la autopublicación sin calibrar la posibilidad de enviar mi manuscrito a las editoriales. Nunca la envié. Había decidido que lo haría por mi cuenta. También es cierto que publicar con una editorial puede aportar cierto reconocimiento al autor. Mi única experiencia en este sentido la tuve a los pocos meses de subir Los Ángeles de La Torre a Amazon, cuando alcanzó el primer puesto en la categoría de Fantasía juvenil. Fue entonces cuando una pequeña editorial contactó conmigo. La experiencia no resultó positiva y decidí no firmar el contrato. Afortunadamente, hoy tenemos muchas opciones, como la autopublicación. Podemos elegir, algo impensable hace tan solo unos años.

3. ¿Planificas las historias al detalle antes de escribirlas o las dejas surgir sobre la marcha?

No las planifico al detalle, pero sí tengo bastante claro lo que va a suceder, sobre todo en el inicio, el nudo y el desenlace. Por el camino es cuando dejo que las lineas argumentales secundarias vayan fluyendo con naturalidad y coherencia con la línea principal. Utilizo mucho la técnica de Lluvia de ideas, tomo notas sobre un tema particular que aparece en la historia y luego utilizo las que me parecen útiles. 

4. ¿Cómo promocionas tus obras?

En las redes sociales y los blogs, ambos son herramientas muy eficaces. El único problema es la cantidad de tiempo que roban. Sin embargo, he tenido la suerte de hacer muchos amigos en estos medios y que están en la misma tesitura, de modo que nos ayudamos mutuamente a promocionarnos. Ha surgido una nueva forma de interacción entre los escritores. Coincidimos todos los días en los mismos grupos virtuales e intercambiamos opiniones, consejos y formas de conseguir que nuestras obras se hagan cada día más visibles. A muchos ya los considero mis amigos. 

5. ¿Cuánto tiempo le dedicas a escribir?

No tengo horarios establecidos, aunque suelo escribir por las mañanas cuando mi hijo está en el colegio. Con mi segunda novela estoy notando un gran cambio en el ritmo de escritura, precisamente debido a la cantidad de tiempo que se va en promocionar  la primera.  

6. ¿Has cambiado algún final después de escribirlo?

Hasta ahora no, pero si no estuviera satisfecha con alguna parte, no dudaría en cambiarla las veces que fuera necesario. Pero, en general, no le doy muchas vueltas a los textos, suelo tener bastante claro lo que quiero escribir antes de ponerme a ello. 

7. ¿Cuánto dura tu proceso de documentación?

Para Los Ángeles de La Torre tuve que documentarme sobre algunos textos apócrifos. No hay mucha información al respecto en Internet y tardé bastante en conseguir lo que estaba buscando. Quería que mis seres sobrenaturales tuvieran una base sólida para que los lectores pudieran llegar a creerse a los personajes. Ese era mi objetivo, y creo que lo que diferencia la novela de otras del mismo género. Por otro lado, la tercera parte de la novela se desarrolla en una isla del archipiélago de las Lofoten, en Noruega. Google Earth se volvió mi más fiel aliado. Mi segunda novela también necesitó  documentación, en este caso sobre la cultura y la historia escocesa. De nuevo Google Earth vuelve a ser mi herramienta favorita; he llegado a conocer el pueblo escocés de Beauly mejor que cualquier otro lugar.

8. ¿eBook o libro en papel?

Siempre he sentido fascinación por los libros, por su textura y por su olor. Pero reconozco que el libro digital es muy práctico y vivimos en una sociedad que reclama todo aquello que le haga la vida más fácil. Poder leer en mi lector digital, a oscuras, cuando la casa está en silencio y todo el mundo duerme, es una sensación nueva que me está fascinando. Al eliminar todos los estímulos que te rodean te puedes zambullir de lleno en la historia y la lectura se vive de una forma más intensa. 

9. ¿Algún consejo a los nuevos escritores?

El consejo universal en estos casos es que lean mucho y escriban mucho. Mi consejo personal es que sean exigentes con lo que escriben, que dejen enfriar sus historias y que las vuelvan a leer después de un tiempo, es la única forma de mejorar la calidad, ya que mientras estamos en el proceso de escritura no somos capaces de tomar distancia con el propio texto y todo nos parecerá maravilloso. 

Agradezco de nuevo a María José Moreno por pensar en mí para continuar con esta cadena de entrevistas y paso el relevo  a la fantástica escritora Judith Priay. Judith es una mujer con un talento especial para la narración de historias, y sus libros de fantasía se están colocando entre los más vendidos de su categoría. Seguro que sus respuestas son muy interesantes. Quiero también recompensar su esfuerzo por las mejoras que ha hecho en su blog: Judith Priay-Libros y algo más. Ha quedado precioso y desde aquí le ofrezco mi reconocimiento con este premio: 





jueves, 5 de diciembre de 2013

MIENTRAS CRECES


Llevo unos días acordándome de una canción del grupo ABBA titulada "Slipping through my fingers", muy bonita, tanto su versión en inglés como la que hicieron en español bajo el título "Se me está escapando".
Yo tenía catorce años cuando se grabó por primera vez y recuerdo que la letra no me había llamado mucho la atención.  Habla sobre padres que ven cómo sus hijos crecen y se van mentalizando de que un día emprenderán el vuelo en solitario por la vida.
Desde que soy madre, escucho la canción desde otra perspectiva, cada palabra toma un nuevo significado.

Hoy mi hijo cumple doce años. Como les suele ocurrir a los padres, le miro y todavía veo al niño pequeño, el mismo que hasta hace un suspiro me necesitaba para todo. Crecer puede que no sea fácil para él, tener que adaptarse a los continuos cambios de su cuerpo. Pero para los padres, que estamos junto a ellos desde su primer instante de vida, tampoco es sencillo darnos cuenta de que una etapa se termina y otra nueva comienza.
Todavía me siento en su cama cuando duerme. Me recreo en sus rasgos, que para mí son los más perfectos, y aún veo en ellos la expresión serena de sus primeros sueños. Mi rostro siempre dibuja una sonrisa inconsciente mientras doy gracias a Dios, a la Providencia, o a quien sea que mueva los hilos de nuestro destino, por haberme dado la oportunidad de ser madre, aunque solo me lo haya concedido una vez. Agradezco cada una de sus sonrisas, cada una de sus caricias sinceras, cada uno de sus abrazos espachurradores que me han transmitido la sensación de que para él no hay nadie en el mundo más importante que yo. Es un bucle que se retroalimenta a sí mismo; cuanto más entregamos, más recibimos, y cuanto más recibimos más estamos dispuestos a entregar. 

Noto que ya va reclamando su propio espacio, y veo que me cuesta no llenarlo de besos cuando lo tengo cerca, no pellizcarle los mofletes, esos que todavía conservan las líneas redondas de la infancia. Pero soy consciente de que el tiempo se agota, de que la etapa infantil se escapa.

Cuando era más pequeño anotaba en un diario todos sus progresos, las frases más divertidas que pronunciaba con la lengua enredada de los niños. Eran notas día a día. Y ahora, con la perspectiva que ofrece el paso del tiempo, quiero decirle que no me arrepiento de haber atendido siempre sus lloros, aunque algunos pudieran pensar que lo estaba malcriando, no me arrepiento de dejarle dormir en mis brazos o de quedarme muchas noches a su lado hasta que el sueño le vencía.

Voy guardando en un lugar imaginario todos sus "te quiero", todos sus "eres la mejor mamá del mundo", cada uno de los "ay, mamá, mamá, qué despistada eres...", dicho con tanto cariño que hasta pienso que ser despistada no puede ser malo del todo.
Sé que nunca habrá nadie que me hable, que me mire y que me abrace con tanto amor como lo ha hecho él hasta ahora.

También sé que tengo que abrir los brazos un poco más cada día, que hay que dejarlos crecer, pero no puedo evitar pensar que pronto ya no necesitará tanto mi cariño, y que llegará el momento en que puede que le molesten las demostraciones de afecto. Ojalá no. Pero por ahora, mientras las continúe recibiendo con una sonrisa, seguiré llenando mi lugar imaginario con cada una de las cosas maravillosas que compartimos.

Felicidades mi spider monkey